Tu fisiología

Categorías: 
Tu postura, tu forma de andar, tu fisiología en una palabra, representa una parte muy importante de lo que sientes o el estado emocional en el que te encuentras. Cambiando tu postura, incorporándote en tu silla, la velocidad a la que caminas, la posición de tus brazos, tus hombros, lo derecho o curvado que te sientas, puede afectar poderosamente a tu estado emocional. Pruébalo.

Si por ejemplo, en la calle o en un pasillo caminas como lo haces normalmente y después incrementas tu velocidad un 20 o un 30%, notarás que estás más “predispuesto” o “activo”.
Si te sientas en una silla de forma “curvada” o “vaga” como si estuvieras agotado, tu estado emocional será distinto al que mostrarías estando sentado de forma “erguida”, con la cabeza alta. No sólo cambia como tú te sientes, cambia tu voz,  y también la forma en la que otros te perciben.

No te sorprendas si a partir de ahora eres mucho más consciente y aprecias más la importancia de tu postura y fisiología, es fundamental para que puedas cambiar tus estados emocionales de forma inmediata.
Siendo tu fisiología diferente, ¿qué notarán otros en ti?

¿De qué forma positiva te afectará?

Un saludo

Bernardo Moya
Extracto de Mas Confianza.